Joe Álamo es uno de esos escritores que llevan la literatura en las venas. Escritor, traductor, lector…, Joe ha traducido a Neil Gaiman, por ejemplo, ha escrito una trilogía increíble y, además, saca tiempo para leer.

Hoy se somete al tercer grado. ¿Saldrá indemne?

 

-¿Quién es Tom Z?

Un ser anodino con una vida anodina. Un pringao que se murió y volvió a la vida con la idea de no volver a ser lo que era antes.

 

-¿Quién es J.E. Álamo?

Alguien que sigue vivo, aunque dale tiempo y verás…

 

-¿Contrarías a Tom Z Stone si estuvieras en un apuro?

Me tomaría una copa con él, o varias. Me gustaría compartir un pitillo también, pero dejé de fumar y… En cuanto a contratarle, lo dudo. Sigue siendo un pringao.

 

-¿Cómo puede un tipo como tú crear un personaje como este?

Supongo que somos muy parecidos, lo que facilitó la construcción de Tom. A partir de ahí, todo consiste en imaginar lo que ocurriría si… Y a escribir. Sencillo.

 

-Dentro de la novela hay muchos guiños a compañeros tuyos de profesión, ¿te odian o, finalmente, quisieron casarse contigo?

Me odian tanto como yo a ellos. Es una relación muy estable.

 

-No hay muchos personajes como Tom Z y, dicen, que un escritor siempre se basa en personajes que ya existen, ¿te gusta saltarte las normas?

No me planteo normas a la hora de escribir, la verdad. Nunca he pensado que Tom fuese excepcional, pero me gusta que lo digas.

 

-¿Cuánto tiene de Stephen King, de Jim Thompson, de Humphrey Bogart, de la Hammer o de Philip Marlow Tom Z?

De King siempre he admirado su forma de construir los personajes, la manera en que los convierte en alguien con quien “estás” mientras lees. Su novela “It” es un excelente ejemplo de su talento.

De Thompson me cautiva su “dureza” repentina y contundente. Una violencia de aristas tan bien esculpidas que suscita admiración a pesar de lo que estás leyendo.

Bogart es Bogart. No sólo me inspiraron sus interpretaciones en “El Halcón Maltés”, “El Sueño Eterno” o “Casablanca”, también su vida real, su actitud ante la vida y la nobleza innegociable de la que hizo gala.

De la Hammer admiro sus películas y vi bastantes en mi juventud, pero no soy consciente de que ejerzan influencia alguna sobre Tom.

En cuanto a Philip Marlow, es evidente que Tom es primo de sangre del amigo Marlow.

 

-¿Hay una continuación?

No. Hay una precuela, pero no hay continuación. Se titula “The Fool on the Hill” y es la vida de Tom antes de conocer a Mati… Patética, aunque tiene su interés.

 

-Y después de Tom Z…. ¿el abismo?

El abismo siempre está ahí, el truco es prender un fuego lo bastante grande que te deslumbre e impida ver el vacío. Lo peor es por la noche, las horas menudas de madrugada, cuando la lumbre se deshace en cenizas. Es mejor que te pille durmiendo.

Tom Z ( Omium). Edición rústica con solapas

 

Joe Álamo: “No me planteo normas a la hora de escribir.
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *